Los 9 mejores ejercicios de tempo de golf para darle un swing más suave

Los 9 mejores ejercicios de tempo de golf para darle un swing más suave

A menudo escucho a los aficionados hablar sobre el tempo y el ritmo como si fueran lo mismo. El hecho de no distinguir la diferencia significa que uno lucha por solucionar cualquier desafío que surja. Es por eso que he compilado una lista de los 9 mejores ejercicios de ritmo de golf para ayudarlo a dominar su swing.

Al igual que en la música, el tempo representa el ritmo de tu swing de golf, mientras que el ritmo se refiere a la transición de la rotación de la cadera y el torso a la liberación de los brazos y el palo. No son lo mismo, pero tu tempo impacta tu ritmo. Cuando la mecánica de su swing hace una transición fluida de una etapa a la siguiente, disfruta de un swing de golf constante.

En esta publicación, prescribiré varios ejercicios de golf que son fáciles de practicar. Si bien algunos requieren ayudas de entrenamiento, puede hacer la mayoría con el equipo que tiene a mano.

(Si su ritmo está al nivel de Bobby Jones o Ernie Els, es posible que prefiera pasar el tiempo investigando los 5 tipos diferentes de swings de golf).

1. 1, 2, 3, 1 ejercicio

El desafío que tienen muchos golfistas es que se balancean lentamente en su backswing pero fuerzan la liberación de sus brazos, torso y caderas. Eso hace que las caderas se despejen primero y deja al palo rezagado y balanceándose de afuera hacia adentro.

Bobby Jones tuvo uno de los mejores swings en el mundo del golf, que fue posible gracias a su gran ritmo. Cada elemento de su swing fluyó sin forzarlo. Martin Hal de Golf Channel explica que los brazos de Jones aceleraron a un promedio de 34 pies por segundo, lo que le permitió generar 113 mph de velocidad en la cabeza del palo.

El punto es que una transición suave del backswing al downswing a través del impacto debería mejorar la consistencia, la precisión y la distancia de golpeo de la pelota.

Un ejercicio simple para comenzar es contar 1, 2, 3, 1 durante su swing. Según Hall, esto te ayuda a lograr la relación de swing ideal de 3:1. Lo que significa que debería tomar tres veces más llegar a la parte superior de su backswing que desde allí hasta el impacto:

Prepárese para su tiro, con la pelota colocada correctamente en su postura y en su backswing cuente 1, 2, 3. Debe estar en la parte superior de su swing cuando llegue a tres. Luego, cuente uno mientras conduce el palo de golf hacia la pelota.

El propósito de este ejercicio de tempo es que adquiera el hábito de seguir la cuenta. Si cuenta hasta tres y la cabeza del palo no está en la parte superior del backswing, su tempo es demasiado rápido o lento.

2. Balanceos lentos

En los días en los que su ritmo está apagado y los golpes malos fluyen en abundancia, es difícil identificar dónde va mal su juego de golf. Un ejercicio útil para ayudarlo a lograr un ritmo adecuado es balancearse lentamente y aumentar la velocidad.

Idealmente, necesita un monitor de lanzamiento para este ejercicio que lo ayude a determinar si su velocidad de swing coincide con la tasa requerida. Comience por hacer su swing completo estándar y vea qué velocidad de la cabeza del palo registra el dispositivo. Realice de tres a cinco swings completos adicionales y verifique los promedios.

Una vez que conozca su velocidad promedio de swing completo, el siguiente paso es sacar la calculadora. Calcule qué velocidad es un cuarto, medio y tres cuartos de swing.

Una vez que haya anotado esas velocidades, configure y haga de cinco a diez tiros al 25%. Eso lo distraerá de las complejidades de la mecánica del swing y le permitirá concentrarse en la rotación, el tiempo y el golpeo de la pelota.

Luego, aumente la velocidad de giro al 50 %, luego al 75 % hasta que alcance su velocidad máxima. Este ejercicio te ayuda a entender cómo combinar tus brazos, caderas, torso y palo sin pensar demasiado en tu tiro. También le ayuda a lograr una mejor sensación de su tempo.

Además, le enseña la importancia de aprovechar el impulso generado por la rotación óptima de la cadera y el hombro.

3. Taladro Swoosh

Esta es una instrucción básica impartida por Justin Bruton. Solo requiere su conductor. La corona aerodinámica produce un sonido sibilante momentos después del punto más bajo de tu swing. Bruton sugiere que juegue con su pelota de golf, dé un paso atrás y practique algunos golpes:

El objetivo es simple, el sonido de swoosh debe ocurrir cuando la cabeza del palo está alineada con la pelota. Si el swoosh viene antes que la bola en tu swing descendente, sueltas la cabeza del palo demasiado pronto. Por el contrario, cuando lo escuchas después de que el palo ha pasado la pelota de golf, lo sueltas demasiado tarde.

Realice tantos swings de práctica como necesite hasta que esté satisfecho de que el ruido de swoosh se produce cuando es necesario.

4. Crea resistencia

Un problema con el que luché en un momento fue llevar la cabeza del palo demasiado hacia atrás. Causó que mi tempo se deshiciera en la bajada.

En lugar de mantener la relación de backswing a downswing de 3:1, estaba empujando un 3:2. Eso significaba que me tomó el doble de tiempo llevar la cara del palo desde la parte superior de mi swing hasta la bola, lo que provocó una pérdida de distancia y precisión.

Empecé a centrarme en la postura para controlar mi backswing para mejorar la trayectoria y el plano. Cada vez que tenía la oportunidad, me preparaba para un golpe como lo haría en el campo de golf, pero sin un palo en la mano.

El siguiente paso es flexionar los músculos centrales haciendo que tu cuerpo se sienta como si fuera uno, y cada componente debe desempeñar su papel para que logres tu tiro. También crea tensión y promueve una rotación óptima de la cadera y el hombro.

Cruza los brazos y comienza tu backswing imaginario a través del impacto. Debe sentir cómo la parte inferior del cuerpo, las caderas y los hombros trabajaron sincronizados durante el proceso. Una vez que comprenda cómo se sienten los buenos tiempos, piense en este ejercicio durante cada ronda de golf y comenzará a reducir los golpes de su juego.

5. Entrenamiento de agarre

Hasta ahora, he proporcionado ejercicios de ritmo de swing de golf que no requieren una ayuda de entrenamiento. Sin embargo, una ayuda de entrenamiento es fundamental para este ejercicio. El entrenador SKLZ Tempo Grip funciona en tres áreas de su juego. En primer lugar, fomenta la presión de agarre ideal para ayudarlo a soltar la cabeza del palo en el downswing.

En segundo lugar, es un diseño pesado y requiere que active sus músculos para obtener la máxima potencia en el impacto. Si no usa sus músculos, la velocidad de la cabeza del palo será menor, lo que afectará su distancia.

Finalmente, este dispositivo está en ángulo con el extremo del palo más alto que la empuñadura. Eso lo obliga a soltar el punto final de la palanca del columpio para que quede plano para el impacto. Repetir este proceso mejorará su memoria muscular para repetir este movimiento desde el primer tee hasta el decimoctavo green.

Si te sientes más cómodo usando una ayuda de entrenamiento específica que la que tienes, mira el SKLZ Tempo Grip aquí.

1651426394 629 q

1651426395 328 ir

6. Inhala, exhala

El ejercicio de inhalar y exhalar se basa en la misma premisa que el ejercicio 1, 2, 3, 1 que discutí antes. Es un proceso simple. Tome una respiración profunda en su backswing y exhale en su downswing. Eso ayuda a un golfista a mantener su ritmo desde la comida para llevar hasta el impacto.

7. El columpio de látigo naranja

La ayuda de entrenamiento Orange Whip es utilizada por doscientos golfistas profesionales. Incluyendo estrella del PGA Tour Phil Mickelson. Aunque también funciona como una herramienta de calentamiento, este dispositivo lo entrena para maximizar el uso de sus músculos y la rotación para una distancia óptima.

El peso de la ayuda de entrenamiento lo impulsa a confiar en el impulso de su rotación para brindar una velocidad constante de la bola y la cabeza del palo. Cuando haces swing con tu palo estándar en el campo o en el campo de práctica, no deberías tener problemas para lograr la consistencia.

8. El metrónomo

Si contar no funciona para usted, existe la opción de emplear un metrónomo. Haz que el metrónomo funcione y toma un hierro medio. Escuche la velocidad del metrónomo y utilícelo para guiar su swing.

En el primer clic, comience su comida para llevar, y en el segundo, comience su descenso. Repite este proceso hasta que esté arraigado en ti. En realidad, a pesar de la imagen machista de un golfista, a los bailarines y músicos les resultará más fácil conquistar el ritmo de su swing.

9. Derecha, Izquierda

El consejo final que tengo para ti es un enfoque simple para asegurar que tu peso esté en la posición correcta en el momento requerido. Ahora, los pasos de este ejercicio están diseñados para golfistas diestros. Eso significa que lo contrario se aplica a los zurdos.

Prepárate con la cara del palo detrás de la pelota. En su backswing, diga a la derecha. Siga eso con una izquierda en su downswing. Cuando dice correcto, su peso debe cambiarse a su sendero o pierna derecha.

Por el contrario, en su downswing, cambie su masa al pie delantero. Finalmente, despeje sus caderas en el momento del impacto.

avatar user 59 1643515400

mate stevens

Matt Callcott-Stevens comenzó a jugar golf a la edad de 4 años cuando el padre de Rory Sabattini le puso un hierro 7 y un putter en la mano. Ha experimentado todos los altibajos que el juego puede arrojarte y ahora se ha establecido como escritor profesional de golf. Tiene un Postgrado en Marketing Deportivo y practica golf desde hace 28 años.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.