hitting irons pure

8 consejos para golpear tus hierros puros para obtener la distancia máxima en cada golpe

Hay menos sentimientos satisfactorios en el golf que lanzar un golpe de hierro a unos pocos pies del pin.

Desafortunadamente, esto sucede con menos frecuencia de lo que debería, lo que hace que los aficionados desprecien sus hierros. En este post te enseño 8 consejos para pegar tus hierros puros, para una distancia óptima y una aproximación con efecto.

Lo guiaré a través de cada paso del swing de golf desde su postura hasta el punto más bajo, ayudándolo a realizar golpes de hierro más limpios para lograr una consistencia superior. Además, me referiré a los errores que suelen cometer los aficionados al hacer swing con un hierro.

¿Qué significa golpear los hierros puros?

Armonía Butch explica que golpeas tus hierros puros cuando conectas la pelota en tu downswing y evitas levantarla del piso. En otras palabras, golpeas la bola antes de que la cabeza del palo toque el suelo. Eso da como resultado que su punto bajo ocurra después del impacto.

Los profesionales golpean la pelota y luego proceden a sacar un divot. Debido a la compresión óptima en el impacto, producen una distancia significativa en comparación con la mayoría de los golfistas aficionados.

Tiger Woods lo ilustró perfectamente en el Farmers Insurance Open 2020. Después de cada tiro que golpea, mueve la pelota hacia atrás y al final, hay un hoyo largo y recto. Eso muestra cómo lanza la mayoría de sus golpes de hierro y logra una distancia óptima y un control de efecto:

Como aficionados, sugiero enfocarse menos en la chuleta y más en hacer un contacto limpio con la pelota. Si puede hacer eso constantemente, notará una mejora notable en la precisión y el yardaje del hierro.

8 consejos para golpear tus hierros Pure

Consejo #1: Párese más cerca de la pelota

Recuerde, sus hierros llevan ejes más cortos que un conductor. Por lo tanto, necesita reestructurar su configuración para golpear las cabezas más compactas. Antes de decidir cuál es la posición preferida de la pelota, realice algunos swings de práctica para que pueda atrapar la pelota en su swing descendente.

Si te paras demasiado lejos de la pelota, intentarás corregir tu plano durante tu swing, lo que hará que intentes alcanzar la pelota. Eso puede dar lugar a golpes con la punta del palo o una cara abierta en el momento del impacto.

Consejo #2: peso hacia adelante

Contrariamente a la antigua teoría, el primer paso para los tiros de hierro puro es colocar aproximadamente el 60 % de su peso sobre el pie delantero. Algunos entrenadores creen que eso te hace perder el equilibrio en el momento del impacto, pero te ayuda a colocarte en posición para un golpe puro.

Me And My Golf explica que esta posición le permite golpear la pelota y generar una compresión óptima en el impacto:

Si ejerce una presión excesiva sobre el pie trasero, le indicará que golpee la pelota. Eso es adecuado para un golpe de salida, pero no para los hierros, ya que puede hacer que golpees el suelo antes que la pelota, lo que resulta en un golpe rematado o pérdida de potencia en el impacto.

Consejo #3: Pelota en línea con el talón de plomo

Harmon recomienda emplear la misma posición de bola para cada golpe de hierro. Prefiere alinearlo con el logo de tu camiseta, lo que funciona para diestros, pero no tanto para zurdos. Si sus piernas están separadas al ancho de los hombros, su logotipo se alinea con su talón de plomo.

Me And My Golf está de acuerdo con Harmon y ofrece una solución simple para mantener la coherencia con el posicionamiento de la bola. También recomiendan colocar la pelota en el interior de su talón delantero para todos los tiros. Pero sugiere mover tu pie trasero para ampliar tu postura para diferentes palos.

Por ejemplo, si está golpeando un hierro 3, moverá el pie trasero unos centímetros hacia atrás para ampliar la postura. Eso te ayuda a atender el palo más largo y aún te ayuda a golpearlo limpiamente en tu downswing.

Además, si está golpeando un hierro 7 o un hierro 8, debe colocar el pie retrasado más cerca de la pierna delantera. Eso cierra un poco tu postura.

Por último, si golpeas un hierro 9 o un wedge, debes acercar un poco el pie trasero a la pierna adelantada de lo que lo harías con un hierro medio. Eso lo ayuda a adaptarse a la longitud más corta de los hierros sin afectar la rotación de las caderas y el torso. Por lo tanto, la entrega de un golpe limpio.

Básicamente, nunca cambias la posición de tu bola. Solo cambia la posición de su pierna trasera para ampliar o acortar su configuración.

Consejo #4: Rotación

Un error estándar que cometen los aficionados es balancearse de la pierna delantera a la trasera. Esto erradica todo el impulso producido por la rotación suprema de la cadera.

Cuando te alejas del objetivo, colocas todo tu peso en la pierna trasera y desconectas el palo. Es un desafío volver a colocar el peso en el pie delantero y puede hacer que golpees el suelo antes que la pelota.

El otro problema con la limitación de la rotación es que los aficionados luchan por poner su palo en el plano cuando la vara está paralela al suelo. Eso podría hacer que el golfista golpee la pelota y genere un giro lateral que provoque un corte.

Consejo #5: Swing amplio

Aunque su backswing no determina el resultado de su tiro, un saque incorrecto puede enviar su palo fuera de la línea de meta, provocando un golpe errático.

Harmon recomienda que haga un swing amplio hacia la parte superior para que sus manos estén hacia el hombro trasero y no hacia la cabeza. Necesita una rotación óptima para llegar a esta posición en la parte superior de su backswing.

Una vez que esté en esta posición, le indicará la trayectoria de swing deseada, lo que acercará la cara del palo a la bola en el momento del impacto.

Consejo #6: Liberación en línea recta

Clay Ballard recomienda que la rotación es la respuesta para sacar el palo de golf al frente para atrapar la pelota antes del punto más bajo de su swing. Explica que eso se logra abriendo los hombros y las caderas a través del contacto para obtener el poder supremo:

El impulso de esta acción envía la cabeza del palo a toda velocidad hacia la pelota, lo que ayuda a aumentar el coeficiente de restitución (COR) para lograr una velocidad óptima de la pelota. Al seguir este enfoque, disfrutará de golpes de hierro nítidos y un aumento de la distancia.

Consejo #7: Golpea la pelota en tu swing descendente

Una de las razones por las que el golfista promedio tiene dificultades para golpear los hierros es el ángulo de ataque. A diferencia de un driver, donde golpeas la pelota en tu swing ascendente, los hierros requieren contacto en tu swing descendente.

Si golpea el suelo antes que su bola, la golpeará gorda, o la cabeza del palo podría rebotar y atrapar la parte superior de la bola. Es por eso que la cara del palo necesita atrapar la pelota antes de que toque el césped.

Me And My Golf demuestra un práctico ejercicio que puede hacer en el campo de prácticas. Dibuja una línea con tiza y coloca de cinco a diez bolas sobre ella. Luego, concéntrese en golpear hacia abajo y atrapar la pelota limpiamente. Ejecutar este ejercicio debería dejar intacta la línea de tiza. Si hay chuletas en la línea, muestra que golpeaste el suelo antes que la pelota.

Otro ejercicio que puede realizar para promover golpes de hierro puro requiere solo su toalla de golf. Coloque la tela unos centímetros detrás de la bola y concéntrese en bajar la cabeza del palo tras ella. Eso te ayudará a acostumbrarte al movimiento de golpear la pelota.

Consejo #8: Punto bajo

El término punto bajo se explica por sí mismo. Significa el punto más bajo que alcanza la cabeza del palo de golf en su arco de swing. La cara del palo debe golpear la pelota de golf hacia la parte inferior de su downswing para una compresión óptima de la pelota de golf en el momento del impacto.

Eso significa que el punto más bajo viene después del impacto. Puedes practicar este ejercicio usando el método de tiza de Me And My Golf, y en realidad no necesitas pelotas de golf. Dibuja la línea de tiza y concéntrate en golpear el césped después de ella.

Por lo tanto, mejorará su memoria muscular del movimiento para repetir constantemente ese swing.

A medida que mejore el golpeo de la pelota, puede comenzar a hacer chuletas más grandes en sus tiros de hierro y aprender a impartir giro controlado hacia atrás o hacia los lados de la pelota. Sin embargo, como principiante o jugador de alto handicap, concéntrese primero en atrapar la pelota limpiamente.

¿Cómo golpeas tus hierros puros cada vez?

Siguiendo las instrucciones y consejos anteriores, debería comenzar a disfrutar de golpes de hierro consistentes. Párate más cerca de la bola que con maderas o híbridos, y golpéala antes de que la cara del palo toque la calle.

Golpear hacia abajo aumenta la compresión en el impacto, impartiendo así una velocidad acelerada a la pelota. Eso lleva a la máxima distancia con tus hierros.

Decir es más fácil que ejecutarlo, por lo que es necesario practicar para perfeccionar el arte de golpear la pelota. Sin práctica, no puedes entrenar tu memoria muscular. Eso hace que sea más difícil repetir el downswing requerido para una distancia óptima.

avatar user 59 1643515400

mate stevens

Matt Callcott-Stevens comenzó a jugar golf a la edad de 4 años cuando el padre de Rory Sabattini le puso un hierro 7 y un putter en la mano. Ha experimentado todos los altibajos que el juego puede arrojarte y ahora se ha establecido como escritor profesional de golf. Tiene un Postgrado en Marketing Deportivo y practica golf desde hace 28 años.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.